El extraño caso de la niña de cinco años que enfrenta la menopausia

Emily Dover, una niña de cinco años, enfrenta la menopausia después de que su cuerpo empezó a cambiar repentinamente.

Cuando tenía tan solo dos años vio como le crecieron los pechos. Después, a los cuatro menstruó por primera vez y ahora atraviesa la menopausia.

Médicos de la Unidad Pediátrica del Hospital de Wyong (Australia), le diagnosticaron la enfermedad de Addison cuando le realizaron un análisis de sangre que arrojó que la niña tenía el mismo nivel de hormonas que una mujer embarazada.

La pequeña fue diagnosticada con pubertad precoz central y enfermedad de Addison, lo que significa que sus glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas esteroides.

La madre de Emily, Tam Dover, se siente frustrada porque su hija no ha tenido la oportunidad de ser una niña normal y feliz.

Aunque nació pesando 10 libras, a los cuatro meses de edad, Emily tenía el tamaño de una niña de un año. Y desde muy pequeña ha tenido que aprender a ponerse toallas higiénicas, lidiar con el olor corporal que es muy fuerte y acné quístico.

La pequeña tiene el síndrome de Addison, que se produce cuando las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas. Esta enfermedad suele ser a consecuencia de un problema en el sistema inmunitario debido a que el sistema inmunológico ataca equivocadamente sus propios tejidos y daña las glándulas suprarrenales.

Por eso, cuando a Emily le creció el busto, también comenzó a transpirar con olor y a tener acné, como si fuera una adolescente. Actualmente, sufre en el cuerpo lo mismo que una mujer con 50 años.

Además, el desarrolló de pubertad precoz trae consigo ahiperplasia suprarrenal congénita, autismo, trastorno de procesamiento sensorial y ansiedad.

Emily debe iniciar la terapia de reemplazo hormonal, lo que le obliga a recibir una inyección cada tres meses.

Enfermedad de Addison
Es un trastorno que ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas.

Causas
Las glándulas suprarrenales son pequeños órganos que secretan hormonas y que se encuentran en la parte superior de cada riñón. Estas glándulas están conformadas por una parte externa, llamada corteza, y una parte interna, llamada médula.La corteza produce 3 tipos de hormonas:

  • Las hormonas glucocorticoides (como el cortisol) mantienen el control del azúcar (glucosa), disminuyen (inhiben) la respuesta inmunitaria y ayudan al cuerpo a responder al estrés.
  • Las hormonas mineralocorticoides (como la aldosterona) regulan el equilibrio de sodio y potasio.
  • Las hormonas sexuales, andrógenos (masculinas) y estrógenos (femeninas), afectan el desarrollo sexual y la libido.