La mejor posición para dormir cuando estas embarazada

Dormir bien cuando estás embarazada no es fácil. Entre encontrar cuál es la postura idónea con la que te sientas cómoda y sea óptima para el bebé, así como las posibles pesadillas o la ansiedad, las noches se te pueden hacer eternas. Te damos algunos consejos para que puedas descansar correctamente.

Las náuseas, la acidez estomacal, la ansiedad, la necesidad de ir continuamente al baño… son algunos de los síntomas del embarazo que nos pueden hacer la vida imposible a la hora de descansar. Las noches se te hacen eternas y, seguramente, durante la última etapa lo notarás aún más debido al tamaño de la tripa. Entonces, ¿Cómo debe dormir una embarazada? Lo ideal es que elijas la postura con la que mejor te sientas, pero si es cierto que hay algunas que son más adecuadas que otras. Aquí te contamos cuáles son las mejores posturas para dormir embarazada.

Sobre el lado izquierdo

Dormir sobre el lado izquierdo favorece la llegada de sangre a la placenta. Esto aporta mayor cantidad de oxígeno y nutrientes para tu bebé. También se recomienda dormir sobre el lado izquierdo debido a que la vena cava (la mayor vena del cuerpo por la que circula un importante caudal de sangre).

Cuando te acuesta sobre el lado izquierdo, evitas la presión del peso del cuerpo sobre esa vena, favoreciendo la irrigación de sangre hacia la placenta y aportando mayor cantidad de oxígeno y nutrientes al feto (el bebé).
Dormir sobre el lado izquierdo también mejora la circulación hacia el corazón, permite un mejor flujo sanguíneo hacia el feto, el útero y los riñones.Cuando la futura mamá se acuesta boca arriba o sobre su lado derecho, el bebé comprime su vena cava inferior, que como dijimos antes se encarga de llevar sangre al corazón, disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno a los órganos de la madre, así como al bebé.

De lado con una almohada entre las piernas

De esta forma mantendrás la columna recta y evitarás echar el peso de una pierna sobre otra. Además, también puedes usar almohadas largas que te permitan apoyar la barriga, lo que te dará una mayor seguridad. Con los pies elevados

Uno de los problemas más incómodos de las embarazas son los calambres en la parte de los gemelos. Si sufres de una mala circulación, tienes los tobillos o las piernas hinchadas y la sensación de sentirte como un globo puedes probar a dormir con las piernas en alto (apoyadas sobre unos cojines). Te ayudará a que la circulación fluya y prevendrás la aparición de varices, pinchazos y calambres.

De espaldas

Es una de las posiciones menos recomendable incluida con la de boca abajo. En este caso, dormir de espaldas puede provocar mala circulación debido a que todo el peso de tu útero, intestinos y vena cava inferior se coloca sobre la espalda, lo que también puede afectar a tu digestión.Posición semisentada

En el caso de que tengas alguna molestia estomacal, reflujos o no te haya sentado muy bien la comida, una de las posturas que se recomiendan es colocarse semisentada con la ayuda de almohadones o cojines como apoyo. La finalidad siempre es estar cómoda.

Conciliar el sueño en las últimas semanas del embarazo puede volverse misión imposible, pero con la ayuda de almohadas para encontrar la mejor postura (yo dormía rodeada), puedes encontrar una mejor postura y descansar mucho mejor

POST REPLY