Aprende a identificar las picaduras de insectos en los niños

Como padres nos preocupamos mucho por las cosas que le pueden suceder a nuestros hijos, la picaduras de insectos es algo que suele pasar con mucha frecuencia en todos los países y es por eso que hoy queremos enseñarte a identificar las picaduras en el cuerpo de tu pequeño e incluso en el de un adulto.

Muchas veces vemos ronchas en la piel de nuestros hijos o la nuestra y no sabes con exactitud que fue lo que les pico, no sabemos si se trata de un mosquito, abeja etc.  Por lo tanto el tratamiento que le das a dicha picadura no es la correcta, y ese es el motivo por el cual no se cura y tu piel sigue presentando un enrojecimiento, un salpullido o algunas otras evidencias de una sintomatología que se resiste y se instala por mucho tiempo en la zona afectada.

Precisamente esa es la razón por la cual hoy decidimos ilustrarte un poco más sobre este tema, de tal manera que al ver la picadura que aparece en la piel de tu niño o en tu piel puedas saber que tipo de insecto originó dicha lesión y suministrar un tratamiento adecuado y oportuno, para cada caso.

Picaduras de abejas o avispas

Al  clavarse el aguijón de alguno de estos insectos en la piel puede presentar mucho dolor, aún se complica más cuando la persona es alérgica a esta clase de picaduras, razón suficiente para acudir prontamente al médico.
Revisa y si observas el aguijón dentro de la piel con ayuda de una pinza extráelo, puedes aplicar barro o vinagre y calmar así un poco la hinchazón.

Picaduras de mosquitos
Suelen ser picaduras subcutáneas y se observan como burbujas rojas, no representan ninguna alarma contra tu salud. Para mejorar la incomodidad que esta picadura suele presentar puedes aplicar crema sobre el área afectada y masajear suavemente. Debes acudir al médico si notas que empiezas a presentar fiebre, dolor articular, inflamación de las glándulas, entre otros síntomas desagradables.

Picaduras de hormigas
Vaya que estos pequeños animalitos con su picadura produce una comezón inaguantable, inflamación e irritación de la piel. Es recomendable utilizar crema de cortisona aplicando en la zona afectada, pueden aparecer pequeñas ampollas que poco a poco desaparecerán, si notas que continúan apareciendo debes visitar al médico quien te evaluará correctamente.

Picaduras de pulgas 
Estas son picaduras que aparecen en grupo, es necesario lavar el área de la piel afectada y aplicar crema para que reduzca la comezón, evita rascarte para no complicar el cuadro.

Picaduras de chinches
El aspecto es muy parecido al de las pulgas, pero presenta algunas diferencias. Pese a que las ronchas que aparecen en los dos casos son muy parecidas (círculos rojizos), las de las pulgas suelen presentar un punto rojizo en el centro que no tienen las de las chinches. Además, las picaduras de chinches suelen inflamarse, como las de los mosquitos, mientras que las de las pulgas no suelen inflarse.

Picadura de garrapatas
Esta picadura deja una mancha de color muy rojo, y normalmente se forma una pápula eritematosa ya que la herida se irá hinchando a medida que esta succiona la sangre. Sin embargo, lo más común es que la garrapata se quede adherida a la piel, por lo que tendrás que extraerla, pero debes hacerlo lentamente para que la cabeza no se quede dentro de la piel. No obstante, si aprecias unos círculos concéntricos en la zona, es conveniente que acudas inmediatamente a urgencias.

Picaduras de escorpiones 
Aunque dolorosas, las picaduras de escorpiones son en su mayoría inofensivas. Existen más de 1.500 especies de escorpiones, pero sólo aproximadamente más de 30 son consideradas peligrosas. En los Estados Unidos, el escorpión de corteza de Arizona, que se encuentra principalmente en el desierto del suroeste, tiene veneno lo suficientemente potente como para causar síntomas de envenenamiento graves.

De manera general las picaduras de carácter letal ocurren con mayor frecuencia en México, América del Sur, algunas partes de África, Oriente Medio y la India. Estas son más graves en niños pequeños, adultos mayores y en las mascotas. Los adultos sanos por lo general no necesitan tratamiento para las picaduras de alacrán, pero si se trata de un niño, entonces es necesario recibir atención médica de inmediato.

POST REPLY